¿Hace falta patentar las bicis?

Para poder promover el ciclismo urbano, se hace necesario facilitar el uso de la bici como forma de transporte a partir de infraestructuras y políticas específicas. Los gobiernos de muchas ciudades en el mundo están dedicando sus esfuerzos a construir esas condiciones a partir de bicisendas, sistemas de bicing y estacionamientos, entre otras acciones. Pero, como advierte un reciente informe del BID sobre cicloinclusividad, un exceso de regulaciones sobre los ciclistas, puede generar, paradójicamente, efecto contrario al objetivo de promover la bicicleta. Por ello, desde la Red de Ciclistas Urbanos, miramos con atención y preocupación cada vez que desde algún nivel estatal se intentan establecer regulaciones innnecesarias  y no demanadas al uso de la bici en la ciudad. En Rosario, recientemente el concejal Martín Rosua ha propuesto crear el “Registro Único de Bicicletas”, como una medida de protección para las bicis frente a robos y siniestros. Para nosotros, esta idea, además de innecesaria, está demasiado cerca de plantear que ahora las bicicletas tendrían patente.

En cuanto a evitar su robo, las bicicletas de marca ya traen un número de serie, de manera que la identificación existe, ya que con el número de cuadro en la factura se puede demostrar quién es el dueño. Actualmente esto no evita el robo, porque el número puede eliminarse con una herramienta adecuada y además, la bici puede venderse en partes, que en algunos casos pueden tener un valor superior al del cuadro. Desarmar una bicicleta es mucho más facil que desarmar un auto y esta es una gran virtud de la bici, pero que lamentablemente, facilita la reventa. Por otro lado el problema del recupero es complejo, un registro no garantiza la inmediata devolución de la bici, a no ser que medie una reforma normativa más profunda, sino que irremediablemente para recuperarla, habrá que pasar por trámites judiciales largos y complejos.

El robo de bicicletas es un problema a atender, pero no es ajeno al de la seguridad en general, mientras que tener que registrar la bicicleta, sobre todo de manera obligatoria, tendría como único impacto el desincentivo al uso de la bicicleta como transporte urbano. En este sentido el concejal se equivoca, donde la bicicleta tiene más relevancia en las políticas de movilidad es donde existen menos regulaciones a los ciclistas. Homologar las necesidades de la bici a las de los vehículos automotores no es la opción para fomentar el ciclismo urbano.

Quizás antes de plantear un registro de este tipo, las autoridades deberían esforzarse por saber más de las necesidades concretas de los ciclistas y por entender más sobre sus dificultades. Una ciudad con más bicicletas es una ciudad más segura, y para que haya más bicicletas en la ciudad, antes que registros hacen falta más bicisendas, más facilidades para la compra y para su estacionamiento y principalmente más controles sobre los automovilistas indolentes con los otros, que junto a políticas de seguridad que aborden el problema de manera integral en vez de compartimentarlos.

Anuncios

Carta abierta al canal de Noticias C5N

Sr. Director

Los integrantes de la Red de Ciclistas Urbanos, espacio que congrega a investigadores, periodistas, activistas y ciclistas cotidianos interesados en democratizar el espacio publico y vial a partir del uso de la bicicleta, nos dirigimos a Ud. a propósito del informe sobre ciclistas publicado el 11 de abril en el sitio Minutouno.com y en el canal de noticias C5N.

290620122571Queremos trasmitirle nuestra más sincera preocupación por como dicho informe vuelve a tratar de manera sesgada una problemática tan central como la seguridad vial.

La primera cuestión tiene que ver con los resultados de el informe publicado. ¿Cómo consigue el dato de que el 72% de los ciclistas no se detienen en los semáforos? ¿Cómo se construyo el universo de ciclistas? Para poder afirmar tal conclusión, nos parece que debería dar mayores precisiones metodologícas para poder debatir ese índice. Sino, el resultado no es mas que la representación numérica de un prejuicio, en este caso apoyado por imágenes cerca de lo morboso.

Por otro lado, nos parece que semejante afirmación debería al menos contar con las voces de especialistas y personalidades de probada relación con la seguridad vial y en este caso, con el uso de la bicicleta en la ciudad. Espacios como la Red que integramos, entre otros muchos que en todo el país están promoviendo la bicicleta, podría haberle ofrecido un mejor contexto sobre las vivencias de los ciclistas, sus fortalezas y vulnerabilidades.

Sin duda que la cuestión no se agota en estos dos puntos pero, como seguidores atentos de su propuesta periodística, no queríamos dejar de ofrecerle estos comentarios.

Agradecemos mucho su atención.

Red de Ciclistas Urbanos

Las bicicletas blancas y la memoria ciclista

En el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de la Violencia Vial, compartimos un texto publicado en el blog Ciclofamilia, integrante de la Red de Ciclistas Urbanos, como forma de homenaje.
 Todas las mañanas la televisión y la radio nos despiertan con la enumeración de hechos viales ocurridos en distintos puntos de nuestro país, en donde los cronistas hacen más hincapié en las demoras en el tránsito que en explicar lo sucedido. Pero, más allá del mar de palabras televisadas ¿es correcto y claro llamar accidentes a todos los accidentes de tránsito?

Cruces

Cuando Mónica Gangemi afirma que es fundamental abandonar la palabra accidente para nombrar a los siniestros viales; lo dice desde una experiencia y una convicción muy profunda. Mónica es la madre de Úrsula Notz, una adolescente que perdió la vida en un siniestro vial el 22 de mayo de 2005 y es también la presidenta de la “Asociación Civil Compromiso Vial por Úrsula Notz y Carla Alfaro”; una reconocida ONG de Rosario que trabaja en la prevención y lucha contra toda forma de violencia vial. Como la mayoría de las asociaciones de víctimas de tránsito, señala que “la acción de nombrar estos hechos no es un acto neutral ya que producen efectos políticos y subjetivos”. Comenzar a utilizar colisiones de tránsito, siniestros de tránsito o directamente choques en vez de “accidentes”; es la condición para dejar de percibirlos como hechos fortuitos y reponer la dimensión humana sobre estos sucesos.

Mónica Gangemi también apunta al relevante papel que todos los medios de comunicación deben jugar para cambiar nuestra cultura vial. “Es necesario que los medios de comunicación brinden información completa y contextualizada de los hechos de tránsito cuando suceden, para aumentar el grado de conciencia vial de la sociedad. Los datos por sí solos no interrogan, ni aunque sean datos escalofriantes; por el contrario, el sensacionalismo impresiona y no permite adquirir una actitud reflexiva, que es el primer paso de la concientización vial” señala.

CIelo

Otro aspecto importante en la comunicación de los siniestros de tránsito es la necesidad de que los medios de comunicación realicen un seguimiento en el tiempo de la noticia vial. “La pregunta sobre qué pasó con ese hecho, qué sucedió con las víctimas y sus familiares, qué sucedió con él o la responsable y qué características tiene el proceso judicial. Divulgar estos aspectos, muchas veces relegados en la comunicación de la noticia es fundamental ya que amplía la perspectiva y suministra información a otras personas que quizás se encuentran en una situación similar” señala Gangemi. Pero, mientras que por lo general los medios olvidan a la tarde los siniestros viales que informaron a la mañana; son los familiares de las víctimas de siniestros de tránsito y sus organizaciones las que sostienen la lucha por la verdad, la justicia y contra la impunidad de estos hechos.

La Memoria como Prevención

Las Bicicletas Blancas, también conocidas en inglés como Ghost Bikes, son intervenciones urbanas impulsadas a nivel global por colectivos del pedal, junto a familiares y amigos de ciclistas víctimas de un siniestro vial. El objetivo de las bicis blancas es construir un sitio de memoria en el lugar donde un pedalista perdió la vida. Aunque cada bici blanca es una obra única; los memoriales siempre contienen una bicicleta pintada de blanco junto a una placa o foto que recuerda al ciclista y lo que allí sucedió. Estos sitios de memoria son rápidamente apropiados por vecinos y pobladores cercanos, quienes suelen cuidar su integridad y, al igual que muchas de las Estrellas Amarillas presentes en las calles y rutas de nuestro país, se convierten en parte del patrimonio cultural de la ciudad.

Bicicleta Blanca en Posadas, Misiones. Foto Marcos Otaño. Diario El Territorio

La primer bicicleta blanca apareció en la ciudad de Saint Louis (U.S.A.) en el año 2003 y hoy, de acuerdo a los registros del sitio www.ghostbikes.org, existen más de quinientas bicicletas blancas alrededor de todo el mundo. En América Latina se las encuentra en Ecuador, Brasil, México. En Argentina la primer bicicleta blanca aparece en la provincia de Misiones, el 16 de junio de 2013. Bajo la consigna ¡¡Ni una bicicleta blanca más en las calles!!, el colectivo ciclista “Usá la Bici, Pedaleá la Vida” con el apoyo del bicicletero Héctor Bernal, la gente de A4 Producciones y familiares y amigos, instaló la primer bicicleta blanca en la ciudad de Posadas.

La bici blanca posadeña recuerda y homenajea al ciclista Juan Ramón Gómez, conocido como “el uruguayo”, quien falleció en enero de ese año en la esquina de Quaranta y Jauretche; esquina que no por casualidad, ya tiene instalada una Estrella Amarilla. Para Rosana, hermana de Juan, “esta bici blanca significa muchas cosas, él trabajaba en la bicicleta, era su vida, su pasión. Juan estaba comprometido con su carrera, con cuestiones sociales; es como que a pesar de que él no esté, sus ideales siguen, él sigue luchando. También significa tomar conciencia, que la gente vea lo que sucede en la calle”. Juan tenía 31 años, trabajaba y era estudiante de la carrera de comunicación social de la Universidad Nacional de Misiones. Como contó su madre aquel día ante los medios:“Juan vivía en la bici desde pequeño y nunca quiso comprarse una moto. Esta bicicleta blanca también sirve para que la policía y la justicia avancen en la investigación, porque está todo muy lento”.

Foto Miriana Andrés

Las bicicletas blancas no quieren infundir miedo o desesperanza a quienes pedalean diariamente. Por el contrario, tienen la intención de hacer reflexionar a todos los habitantes del universo vial sobre las situaciones de violencia a las que diariamente estamos expuestos y que, en muchos casos, podemos producir. Situar, señalar y reconocer estos hechos es clave para la construcción de una memoria colectiva que nos advierta y nos prevenga sobre las terribles consecuencias que tienen las conductas violentas con el otro en el ambiente vial. Y también son un hito en el permanente reclamo de justicia sobre lo allí sucedido, porque es sólo con justicia que puede obtenerse la necesaria reparación, no sólo para los familiares y amigos de las víctimas de los hechos de tránsito, sino para toda la sociedad.

El ejemplo de muchos de los familiares de las víctimas, que han transformado su dolor en testimonio, en luchas concretas contra la impunidad y en esfuerzos por mejorar las leyes y las instituciones que regulan la convivencia vial, es una inspiración al colectivo ciclista para involucrarse en la construcción de un ambiente vial más pacífico, más seguro y sin impunidad. Para que nuestro diario pedalear, se convierta también en un homenaje sincero a todos los que fueron víctimas de la violencia vial.

Agradecemos especialmente la colaboración de Ana Victoria Espinoza por los testimonios, como a Marcos Otaño y al diario El Territorio de Misiones por las fotografías.

Publicado originalmente en http://ciclofamilia.wordpress.com/2014/04/04/las-bicicletas-blancas-y-la-memoria-ciclista/

 

Encuentro de Capacitación Vial para Ciclistas

Organizada Por En Bici Seguro

ENTRADA LIBRE Y GRATUITA (*)

El placer de usar la bici puede potenciarse con una conducción segura, que nos permita identificar los factores de riesgo de la circulación.

¿Circulamos por la derecha o por la izquierda? ¿Hay normas que los ciclistas debemos cumplir? ¿Qué diferencia una ciclovía de una bicisenda? ¿Qué es el “pie del ciclista? ¿Por qué capacitarnos?

Las respuestas a estas preguntas y otros temas sobre la seguridad vial del ciclista tratados de forma práctica, profesional, y con una visión “desde el manubrio”. Te esperamos

Castillo 460 (Esq. Scalabrini Ortiz)
Villa Crespo – CABA
12 de Noviembre – 19:30 hs.

HAY LUGAR para tu bici

» NOTA: por tratarse de una actividad NO arancelada y vacantes limitadas, solicitamos confirmar asistencia en acu@acu.org.ar

Con el apoyo de
AURORITA

Descripción: Descripción: Descripción: Inline image 2

Vamos al Contrapedal

La ciudad de Córdoba se está por convertir en punto de encuentro de muchos activistas de la movida bicicletista Argentina. Los días 14,15 y 16 de Noviembre de 2014, convocado por el “Taller Popular de Ciclomecánica Suipacha”, surge el encuentro “Contrapedal” para que los diversos grupos de todo el país que promueven la bicicleta en la ciudad se conozcan y empiecen a coordinar acciones comunes.

Habrá desde muestras de fotos, talleres de historia oral, charlas sobre distintos temas bicicletistas y hasta clases para adultos que no sepan andar en bicicletas. Han comprometido su participación grupos de Misiones, Chaco, Córdoba y Buenos Aires. La Red de Ciclistas Urbanos estará presente en este encuentro que promete mucho biciactivismo.

Mas info en www.facebook.com/pages/Taller-Popular-de-Ciclomec%C3%A1nica-Suipacha/

CICLOENCUENTRO

10616099_686052648142928_1537768918687124669_n

SÁBADO 25/10

Entrada Libre y gratuita
pero con capacidad LIMITADA

HAY LUGAR PARA ESTACIONAR LA BICI
confirmar asistencia (link)

Taller 1. Demoliendo Mitos

Desmitificar la bici y el entorno vial. Tópicos y equívocos sobre la bicicleta y cómo contrarestarlo. ¿Cómo posicionar la mirada del ciclista en un contexto vial hegemonizado por el automóvil? Análisis crítico de ejemplos de tratamiento público de la problemática ciclista en medios de comunicación. El problema de la violencia vial.

Taller 2. Ley Ciclista

Normas viales y convivencia en la calle. Análisis de la normativa ciclista y el impacto de las leyes de tránsito en la problemática vial. ¿Hacen falta más o menos leyes y reglamentos? El problema de la homologación de la bici al auto. Buenas prácticas para ciclistas y para automovilistas.

Taller 3. Integración

Helsinki anuncia que no tendrá más autos para 2025

La capital finlandesa lanzó un ambicioso plan para que próximamente no haya más autos y que toda su ciudadanía pueda moverse en su transporte público, que además es ecológico.

Buendiario-helsinki-libre-autos-2025-2

Un sistema de transporte público confiable y eficiente es fundamental para incentivar el menor uso de automóviles, evitando así los daños medioambientales que conllevan. Ya Hamburgo sentó un precedente en noviembre de 2013, cuando lanzó Green Network, un plan para eliminar el uso de autos en los próximos veinte años mediante la conexión de todas las áreas verdes de la ciudad. Ahora Helsinki tomó la posta y anunció un ambicioso plan de integración de medios de transporte público, con la intención de abandonar el uso de autos para 2025.

La ingeniera en transporte del Departamento de Planificación de Helsinki, Sonja Heikkilä, cuenta que el plan no apunta a prohibir los autos, sino a brindar más opciones de movilidad sustentable para fomentar el uso de medios más amigables con el medioambiente. Lo que se pretende es cambiar el paradigma de cómo nos movemos dentro de la ciudad; quizás sean las personas mayores quienes menos quieren renunciar a sus autos, pero la conciencia medioambiental y el ahorro pueden ayudar al cambio.

Los jóvenes son más flexibles en sus exigencias, y además es el sector para el que el auto ya no es un símbolo de status, según una encuesta que llevó a cabo Heikkilä. Si ahora los más jóvenes no necesitan un auto, las autoridades apuntan a mantener y expandir esa base en los próximos diez años, apostando al sistema de transporte público eficiente. Siguiente paso: lograr que su transporte responda a una demanda personalizada de los ciudadanos.

Así, cuando una persona necesite trasladarse, podrá planificar su viaje en una aplicación para smartphones en la que se indiquen los horarios y recorridos y se puedan agregar más datos, como el origen, el destino y si se prefieren buses, bicicletas, taxis o tranvías, ya sea combinándolos o compartiéndolos con otros usuarios. La Autoridad de Transporte Regional de Helsinki (HSL) también habilitará un sistema de minibuses que recoge a los ciudadanos de acuerdo a un itinerario elaborado con los pedidos de quienes están más cerca entre sí.

Está previsto que el plan funcione a fines de este año en varios sectores de Helsinki, y 2025 es el plazo para una ciudad sin autos, más verde y eficiente.

Fuente: El Ciudadano, The Guardian

Sobre la bicicleteada del Gobierno de la Ciudad

Este último domingo 21 de septiembre, en un día que prometía una pedaleada ideal, l@s integrantes de Red de Ciclistas Urbanos fuimos parte de la salida organizada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para festejar la primavera. Lamentablemente la organización en esta oportunidad fue muy mala y afectó principalmente a quienes iban más lento, entre los que había varias familias con chic@s. El primer problema fue que la cabeza de la bicicleteada circuló a velocidades muy superiores a las recomendadas para este tipo de eventos, lo que produjo que el pelotón se estirara y se perdiera el espíritu familiar y de integración que debería ser la principal característica de estos encuentros.

DSCN4021

Luego, promediando la bicicleteada a la altura de Viel y Pedro Goyena como en Avenida La Plata se liberó el tránsito en una insólita decisión, lo que dejó muy expuestos a los ciclistas más retrasados y dividió la bicicleteada en dos. Este segundo grupo  incluía muchos niñ@s  y era por tanto más lento y más vulnerable. La organización fue incapaz de sostener cortes de tránsito seguros para ellos e inclusive instaba a los pedalistas a “ir más rápido”, de acuerdo a lo que contaron algunos miembros de la Red de Ciclistas Urbanos. Como remate, la llegada al final del recorrido de este grupo por Rivadavia, fue entre el tránsito semi liberado.

DSCN4020

Este tipo de eventos, que saludamos, requieren  de una clara voluntad política sobre el uso espacio público y sus consecuencias, además de correctas formas de organización que tiendan a integrar a todos los ciclistas. Nos entristece que en una salida que se suponía protegida para toda la familia donde  el gobierno, que contaba con personal y móviles más que suficientes para el número de participantes, pareciera carecer de la experticia necesaria.