“Bicidescontrol”: los antibicis atacan de nuevo

Cotidianamente escuchamos muchos conceptos que se repiten, sin pensar en lo que implican. Con el auge de la bicicleta, nos hicimos visibles. Ahora estamos de moda, pero también, nos acusan de generar caos o sembrar el descontrol.

america2ed

Hoy vemos en el programa América Noticias 2da edición, que se habla de “Bicidescontrol”. En el Twitter del programa comparten:

Hoy en #AN19: #Bicidescontrol. No respetan semáforos, no tienen luces reglamentarias y generan caos por el carril mano y contramano.

Queremos compartir datos del Observatorio de Seguridad Vial, Ministerio del Interior y Transporte de la Nación (2013), donde se puede leer que en el 95.92 % de los siniestros viales, los participantes son vehículos motorizados -autos, motos, colectivos, camioneta, camiones-, mientras que sólo en el 2.19% participan vehículos con propulsión humana (bicicletas, entre otros).

En un Informe de Seguridad Vial de la Ciudad de Buenos Aires (2005), podemos ver que el 95.37 % de los imputados fueron vehículos motorizados.

Coincidimos en que en el ambiente vial se vive una sensación de descontrol, la cual como ciclistas padecemos también. Por supuesto que no negamos que muchos ciclistas cometemos infracciones a las leyes y desde este espacio fomentamos una actitud más respetuosa.
Pero ¿Qué nos dicen estos datos? Evidencian que cuando un vehículo que pesa más de una tonelada pasa un semáforo en rojo genera un riesgo mortal. Y no puede igualarse al peligro que ofrece un pequeño vehículo que no llega a pesar 80 kg.
Las bicis podemos manejar mejor, pero no perdamos el foco. Durante 2014 murieron 7613 personas en siniestros viales en Argentina (fuente: Luchemos por la Vida) más de el 95% a manos de vehículos motorizados.

Desde este grupo, vemos con preocupación que hay un estado ausente. Los vehículos peligrosos (vehículos motorizados) cometen cotidianamente infracción tras infracción de manera completamente impune. No solo no hay consecuencias, sino que ante la ausencia del estado los motorizados no se privan de pasar -literalmente- por encima del resto, sean estos peatones, ciclistas o espacio público.
Invitamos al programa a que tome nota de la abrumadora cantidad de faltas que los motorizados cometen sin consecuencias y que a su vez lean estas estadísticas.

Hay una preocupación genuina por la paz y la vida humana. Pero están apuntando al vehículo equivocado.
El auto mata todos los días.
Trabajemos juntos para apaciguar el ambiente vial. Las bicis podemos hacer mucho para ello.

Anuncios